martes, 20 de enero de 2009




Chacala
Petroglifos en piedra tallada de original diseño y elaboración, testimonio de un pasado de comunidades extintas que participaron en la creación de Mesoamérica y por ende, en el ser del México de Hoy.
Chacala Puerto de Cabotaje, resguardo de corsarios que acecharon a “La Nao de China” que anualmente surgía por el Cabo de San Lucas a su regreso de Oriente. Y que desde aquí en el Mar del Tiempo en 1586 Thomas Caldrens Drake hizo suya la nao “Santa Ana”.
Lugar de Leyenda de un Santo Matías o Mateo mártir desconocido que derramó la sangre predicando el nombre de Dios.
Eusebio Kino Kuh, desde este horizonte azul en 1683 zarpó en el navío “La Concepción” para ir a fundar las misiones de Los Dolores, San Ignacio, Tubutama, Caborca, Sta. Ma Suanca, San Javier del Bac (hoy Tucson); sacando por sueldo solo las fatigas recibidas.
En este lugar de asombro y alegría develemos la oscuridad del pasado y desentrañemos sus misterios en el reencuentro de nuestra propia identidad.
Juan de Dios Lomelí Madrigal